Noticias

Destacado del equipo de servicios de atención: Michelle McKenzie

ALS social worker

ALS United Gran Nueva York Equipo de servicio de atención cuenta con uno de los empleados locales más atentos y experimentados que trabajan con personas que viven con ELA en la región metropolitana de Nueva York. ¡Nuestros equipos locales tienen 130 años combinados de experiencia laboral en nuestra organización! Michelle McKenzie, coordinadora de servicios de atención de la ciudad de Nueva York, se encuentra entre nuestro increíble personal y brilla como un faro de compasión y experiencia.

Durante los últimos ocho años, Michelle McKenzie se ha desempeñado como Coordinadora de servicios de atención de ALS United Greater New York (anteriormente conocida como ALS Association Greater New York). Originaria de Point Pleasant, Nueva Jersey, se mudó a Nueva York para obtener su maestría en trabajo social. Con 26 años de experiencia como trabajadora social médica, Michelle ha trabajado con personas que enfrentan VIH/SIDA, enfermedades mentales graves y diversas enfermedades a largo plazo, y más tarde en medicina de conserjería. Su transición para trabajar con pacientes de ELA surgió del deseo de aplicar su educación y sus habilidades en un entorno más significativo e impactante personalmente, marcando una diferencia en las vidas de la población a la que sirve.

En su función como trabajadora social en ALS United Greater New York, Michelle McKenzie colabora con un equipo de enfermeras y compañeros trabajadores sociales. Juntos, garantizan que las personas que viven con ELA estén informadas sobre las clínicas multidisciplinarias de ELA y los servicios que ofrecen. Michelle también los mantiene actualizados sobre los últimos avances en investigación y facilita varios grupos de apoyo educativos y de discusión abierta. Al liderar estos grupos, crea un entorno donde los pacientes y los cuidadores pueden compartir sus experiencias, lo que le permite establecer conexiones, comprender las necesidades cambiantes y vincularlos con otras personas que atraviesan desafíos similares.

Michelle reconoce el inmenso desafío que supone recibir un diagnóstico de ELA, tanto para los pacientes como para sus seres queridos. Muchos preguntan a menudo: "¿Cómo puedes seguir haciendo lo que haces?" ella responde: "Siento que puedo marcar la diferencia". Aprovechando su amplio conocimiento sobre la enfermedad, Michelle ofrece asesoramiento para ayudar a las personas a afrontar el impacto emocional de un diagnóstico mortal y afrontar las diversas pérdidas asociadas con la progresión de la ELA. Con empatía, ayuda a abordar las complejidades relacionadas con el empleo, los seguros y los beneficios, con el objetivo de ayudar a los pacientes a mantener su independencia durante el mayor tiempo posible.

El compromiso de Michelle no termina con el fallecimiento de un ser querido; Ella continúa brindando apoyo a través de grupos de duelo. Estas reuniones fomentan un vínculo único entre los afligidos, ya que comparten sus versiones de la historia de la ELA. Michelle encuentra un profundo significado en facilitar estos grupos, creando un espacio enriquecedor para que las familias puedan llorar colectivamente.

Durante los últimos ocho años, Michelle ha conocido a personas increíbles que enfrentan una de las experiencias más desafiantes de sus vidas. Espera seguir brindando asistencia compasiva a los pacientes de ELA y sus familias hasta que se encuentre una cura para la ELA. Aparte de su impactante trabajo, Michelle reside en Manhattan con su esposo y sus tres hijos, lo que encarna la dedicación y la compasión que definen su papel en ALS United Greater New York.

Comparte esta página: