Nirali Shah en la cabeza